[fusion_builder_container hundred_percent=”no” hundred_percent_height=”no” hundred_percent_height_scroll=”no” hundred_percent_height_center_content=”yes” equal_height_columns=”no” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” status=”published” background_color=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” enable_mobile=”no” parallax_speed=”0.3″ video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” border_style=”solid” padding_top=”0px” admin_label=”Video Intro” margin_bottom=”” padding_bottom=”0px”][fusion_builder_row][fusion_global id=”1510″][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=”no” hundred_percent_height=”no” hundred_percent_height_scroll=”no” hundred_percent_height_center_content=”yes” equal_height_columns=”no” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” status=”published” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” enable_mobile=”no” parallax_speed=”0.3″ video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” border_style=”solid” padding_top=”0px” padding_bottom=”0px” background_color=”” admin_label=”Content”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ spacing=”2%” center_content=”no” link=”” target=”_self” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”#ffffff” background_image=”” background_image_id=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” hover_type=”none” border_size=”0″ border_color=”” border_style=”solid” border_position=”bottom” box_shadow=”yes” box_shadow_blur=”34″ box_shadow_spread=”0″ box_shadow_color=”rgba(68,64,90,0.07)” box_shadow_style=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” first=”true” last=”true” element_content=”” padding_top=”8%” padding_right=”8%” padding_bottom=”7%” padding_left=”8%” border_radius_top_left=”8px” border_radius_top_right=”8px” border_radius_bottom_left=”8px” border_radius_bottom_right=”8px” box_shadow_vertical=”4px” box_shadow_horizontal=”0px” margin_bottom=”0px” margin_top=””][fusion_text]

En el contexto de la pandemia por Covid-19 que actualmente sitúa a nuestro país en fase 4. Se hace necesario implementar medidas de protección para el personal de salud que estará en contacto directo con los pacientes infectados.
Los estudios señalan que dentro de los procedimientos médicos que implican mayor riesgo de contagio están; intubación y extubación orotraqueal (necesario para la conexión a ventilación mecánica) aspiración de secreciones, nebulizaciones, cirugías y autopsias.
Al momento de ejecutar el procedimiento de extubación el paciente estará despierto, por lo que el el paso del tubo por la vía aérea estimulará el reflejo de tos y expectoración en el paciente, lo que, como se mencionó anteriormente, significa un alto riesgo de contagio para los profesionales que realizan el procedimiento.
Para ello, se da diseñado una pieza de protección hospitalaria. una barrera de protección conocida como caja de aerosol, una cápsula de acrílico transparente que cubre la cabeza del paciente y actúa como un escudo entre el personal de salud y el paciente durante la extubación orotraqueal. Además de proteger al personal, les permitirá mover sus brazos libremente para realizar todas las tareas necesarias durante la extubación. El dispositivo tiene seis orificios a través de los cuales se pueden insertar las manos para realizar procedimientos de extubación, con un área de visualización clara, que actúa como un escudo contra las gotas respiratorias de los pacientes. Los orificios traseros sirven para procedimientos de intubación, realizado en pabellón con el paciente anestesiado.

[/fusion_text][fusion_imageframe image_id=”2262|fusion-800″ max_width=”” style_type=”” blur=”” stylecolor=”” hover_type=”none” bordersize=”” bordercolor=”” borderradius=”” align=”center” lightbox=”no” gallery_id=”” lightbox_image=”” lightbox_image_id=”” alt=”” link=”” linktarget=”_self” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” filter_hue=”0″ filter_saturation=”100″ filter_brightness=”100″ filter_contrast=”100″ filter_invert=”0″ filter_sepia=”0″ filter_opacity=”100″ filter_blur=”0″ filter_hue_hover=”0″ filter_saturation_hover=”100″ filter_brightness_hover=”100″ filter_contrast_hover=”100″ filter_invert_hover=”0″ filter_sepia_hover=”0″ filter_opacity_hover=”100″ filter_blur_hover=”0″]https://barbaritalara.com/wp-content/uploads/2020/04/WhatsApp-Image-2020-04-07-at-22.37.07-800×400.jpeg[/fusion_imageframe][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]

La iniciativa, que comenzó con un requerimiento específico de la UCI del Hospital Carlos Van Buren, para proteger al personal médico de las salas en los procedimientos de extubación fue llevada a la realidad en pocos días gracias al trabajo de diseño y fabricación del equipo conformado por: Domingo González y su empresa EPROIC y la arquitecta María Cirano, profesora del Departamento de Arquitectura USM. Ambos trabajaron en el desarrollo de este prototipo en base a los requerimientos solicitados y a la asesoría técnica prestada por la enfermera clínica de la UCI-COVID del Hospital Carlos Van Buren, Elizabeth Valenzuela.

Con la finalidad de aplanar la curva y apoyar en esta contingencia mundial, se liberan a dominio público los planos.

Baja aquí los planos:

[/fusion_text][/fusion_builder_column][fusion_global id=”377″][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]